La auditoría del engaño

Llegó el nuevo equipo de gobierno y realizó la prometida “auditoría”, presentando los resultados a los vecinos en una charla informativa.

Los representantes de la empresa privada encargada de realizar la “auditoría” (primera matización: por eso vendieron que era “EXTERNA”) simplemente realizaron una revisión de los ingresos y gastos del Ayuntamiento en los años anteriores, para concluir que éste tiene una deuda aproximada de dos millones de euros (segunda matización: por eso vendieron que era una “AUDITORÍA”). El Ayuntamiento se podría haber ahorrado el coste económico del trabajo de esta empresa especializada (tercera matización: porque eso  vendieron ellos mismos), ya que ese examen de cuentas que se ha hecho (que no auditoría) es labor del secretario-interventor, del equipo de gobierno y del pleno. Sres/as concejales, no es necesario gastar dinero público para realizar una tarea que entra dentro de las funciones del Ayuntamiento.

Cuantas preguntas me asaltan sobre este tema….

¿Se verifica en algún momento que los registros contables  cumplen con la normativa y se ajustan a lo aprobado en los presupuestos  anuales y otros acuerdos de pleno? ¿Se ha comprobado que el dinero de cada partida presupuestaria, de cada subvención, etc se ha destinado al fin concreto establecido en la misma? (cuarta matizacion: porque eso sería una auditoría). Respuesta sencilla:NO. Ya que si esto se ha hecho, desconocemos los resultados.

¿Se han reclamado judicialmente responsabilidades políticas y/o administrativas? (quinta matización: porque eso sería lo esperado por los paredeños, ¿no?). Otra respuesta sencilla: NO.

¿Está la gestión de nuestro pueblo “atada” a instrucciones de partido? ¿Sabía el equipo de gobierno, al confeccionar el programa electoral, que esto iba a ser una pantomima? Que facilidad para responder: SÍ.

¿Dónde está la oposición? Su tarea no solamente está concebida para participar activamente en proyectos positivos para el pueblo, sino también para controlar la gestión municipal. En este caso no ha “metido mucho ruido”. Sres/as concejales de la oposición, está muy bien colaborar y trabajar juntos cuando el fin lo justifica, pero cuando hay que decir que las cosas están mal hechas también se les tiene que ver.

¿Por qué los resultados del informe no se han hecho públicos, por ejemplo en la página web del Ayuntamiento? (sexta matización: porque eso sería transparencia en la gestión). ¿Por qué nos conformamos con este superficial y pueril examen de cuentas?  ¿Por qué no llamamos a las cosas por su nombre?

Buscad, a través de una reflexión objetiva, vuestras propias respuestas.

Comments are closed, but trackbacks and pingbacks are open.