LA JUNGLA DE ASFALTO

Salgo de la cooperativa después de una larga y tediosa jornada de trabajo, y como cada día un pensamiento recorre mi cabeza: tengo que llegar a casa. Y es que transitar por las calles de Paredes es toda una aventura. Atravesar esta densa e impenetrable jungla es cada vez más complicado. Quizás pueda parecer exagerada la comparación, pero si nos paramos a pensar no lo es tanto. Hasta las manadas de lobos tienen una estructura y una organización jerarquizada que define su modo de vida. Pero nuestra manada, no. Nosotros carecemos de determinadas normas de convivencia que hace que esto se asemeje cada vez más a una jungla. Vayámonos de safari, fotográfico eh?:

Nada más comenzar  nos topamos con los primeros elefantes. El hábitat natural del camión-elefante  es la circunvalación, aunque en ocasiones nos lo podemos encontrar estacionado en cualquier calle ocupando traseras y dificultando el tránsito. Lo curioso es que en el polígono tienen una maravillosa explanada para poder pastar a sus anchas. Este aparcamiento para camiones tiene visos de convertirse en un cementerio para elefantes.

Mientras seguimos andando, innumerables ñus se cruzan en nuestro camino. El coche-ñu es el animal más numeroso en la jungla paredeña. Se caracteriza por desarrollar una gran velocidad en las calles y por pararse a descansar en cualquier lado, ya sea una trasera, un bordillo amarillo, una acera, etc. Ahora recuerdo que al salir de la cooperativa me he topado con una manada de ellos que torpemente ocupaba la calle dificultando el paso. Seguimos nuestro camino para encontrarnos con el gran ñu que descansa en un soportal. Tenemos que salir del soportal y esquivarlo, arriesgándonos a que otro miembro de la manada nos pase por encima. En la circunvalación podemos encontrar manadas de viejos ñus esperando a ser desguazados (no sabemos cuándo, pero esperando).

Nos detenemos a descansar en lo que parece una zona tranquila: la charca-plaza. Pronto nos damos cuenta de que este es el territorio del hipopótamo-terraza. Este mamífero destaca por su territorialidad y por su reproducción en el periodo estival, época en la cual invade por completo este territorio.

Mientras tomamos aliento se acerca un ejemplar de una especie que estuvo al borde de la extinción, pero que ahora prolifera en nuestras calles: el caballo-cebra. Este équido pasea impunemente por plazas y calles obsequiándonos con sus enormes plastas, y descansando incluso en la puerta de algún bar.

Seguimos nuestro safari y, … ¡ahí va! … una jirafa. La jirafa-jaula destaca por su enorme altura, pudiendo alcanzar las 15 jaulas en el centro de la calle. Es una especie nocturna y solitaria que no paga ocupación de vía pública, y cuya principal fuente de alimentación es el queso.

Camino de la estación nos adentramos en una zona pantanosa donde abunda el cocodrilo-jardinera. Si vas demasiado distraído con tus pipas, puedes llevarte un buen mordisco en la espinilla. Hablamos de una especie invasora que se procura un hábitat a costa de las demás especies. También se  caracteriza por su irritabilidad extrema cuando escucha música alta. ¡Cuidado si pasáis por aquí!

Finalizando nuestro safari nos viene a la cabeza el animal migratorio característico en septiembre: el antílope-valla de encierro. Molesto donde los haya, lo conocemos por cortar calles y dificultar el paso de personas y vehículos. En los últimos años, esta especie ha cambiado sus costumbres migratorias puesto que cada vez llega antes y se va más tarde, imaginamos que debido al cambio climático.

 

¡¡¡Por fin llego a mi casa!!!! Un día más he superado la aventura con éxito. Me gustaría hacer un llamamiento al rey león y a su manada: pongan orden, doten a nuestra jungla de la prometida ordenanza de tráfico y ejecuten plenamente la normativa urbanística. ¿O es que son tan políticos de postín que no se atreven a tomar medidas supuestamente impopulares? Reflexionen y actúen en beneficio de la convivencia.

PD: el rey león debería dar ejemplo y no conducir hablando por el teléfono móvil.

Comments are closed, but trackbacks and pingbacks are open.