IDUS DE MARZO

Que Julio César fuera asesinado en los «Idus de Marzo» del año 44 a.C. es paradójico, en tanto, se trataba de uno de esos días considerados de buen augurio en el calendario romano. Los idus tenían lugar los días 15 de marzo, mayo, julio y octubre, y los días 13 del resto de los meses del año. La importancia de este día de buena suerte del mes consagrado al dios Marte estaba en que, según el calendario romano anterior al juliano, era el primer mes del año y el arranque de todo. A los españoles se nos presenta marzo como al malogrado Julio César, esto es, rodeados de políticos y discursos que no paran de apuñalar nuestra dignidad, con el único horizonte de conseguir un puñado de votos más que les aúpen en su carrera hacia no se sabe dónde. Entramos en periodo electoral y huele a sangre, a carroña, a pelea barriobajera… porque todo vale.

Y es en este clima cuando, hoy 8 de marzo, las mujeres salen a reivindicarse, a pelear su propio yo para celebrar el DIA INTERNACIONAL DE LA MUJER…, y hasta de esto se hace sangre. Contemplo cómo estos políticos, cual “Brutos” apuñaladores, aprovechan cualquier situación, cualquier carroña, para arrimar el ascua a su sardina. ¡Ahora las mujeres!. El bloque de izquierdas intentando hacer del tema la “fiesta de la rojez” y el de derechas poniéndose de perfil a la hora de hablar de temas tan evidentes como la violencia de género, la discriminación laboral de las mujeres o la equiparación salarial. Hoy me gustaría ver unas calles llenas de almas limpias, que no arrastren ideologías, símbolos, pancartas de partido, siglas… Las mujeres no son de ningún partido, sindicato, ideología… Debemos verlas como PERSONAS. El día que no hablemos de géneros sino de personas, el día que no diferenciemos a la hora de hablar, entre hombres y mujeres, ese día habremos conquistado la igualdad y el 8-M ya no tendrá sentido.

Y a vosotras un consejo: “Respetaos entre vosotras, apretad las filas. Da igual que votes a Podemos o a Vox. Eres mujer y hoy es tu día, tu lucha… No seas tibia, no traiciones a tu género, acude, que se oiga tu voz y se vea tu puño. La lucha es incolora, inodora e insípida. Llenad las calles y no clavéis otro puñal a este pueblo malherido. ¡TODAS JUNTAS!

Comments are closed, but trackbacks and pingbacks are open.