La revolución de los tractores

*Artículo re-editado con información recibida en nuestro correo: buzon.renedo@elarroyodelosjudios.com

Estoy entre muy cabreado y hasta los… de la politización de la agricultura y de los propios agricultores. Me irrita que se utilice nuestro sector para políticas nacionales y europeas, pero más me cabrea que se haga a nivel de andar por casa.
No es ningún secreto que existe una confrontación entre el equipo de gobierno y los agricultores en general y con algunos miembros de la Junta Agropecuaria en particular.
Y es que desde que el Sr. Calderón llegara a la presidencia del Ayuntamiento Paredeño (hace casi 2 años), sólo en una ocasión ha recibido a los representantes del citado gremio. Un encuentro para demasiados desencuentros.
En todo este tiempo, ha quedado evidenciado el exceso de prepotencia y la falta de talante conciliador del señor alcalde y su interlocutor y lugarteniente para la materia el Sr. Hernández.
Ni un solo €uro se ha invertido en agricultura en todo este tiempo
No se valoró la propuesta sobre la báscula municipal que ahora van (vamos) a tener que comerse con patatas.
La opacidad manifiesta y peculiar forma de “arreglar” el desaguisado del reparto de bienes comunales del páramo, relevante fuente de ingresos tanto para las arcas municipales como para las cuentas personales de los adjudicatarios.
Estos son algunos de los frentes abiertos que existen ahora mismo con una parte importante de los vecinos de Paredes.
Sr. Alcalde, me consta que la Junta Directiva que fue elegida por la mayoría de los agricultores no es la que a usted le hubiera gustado, pero debe respetarla y por consiguiente atenderla con la misma legitimidad que a cualquier otro colectivo de este pueblo. Deje de utilizarnos para revanchas personales y rencillas políticas de muy bajo perfil.
Soy agricultor, “Yo no soy tonto”

*Gracias por colaborar

Comments are closed, but trackbacks and pingbacks are open.