La senda del cautivo

Todos los que utilizamos las carreteras CL-615 y CL-613 para viajar desde nuestros pueblos a Palencia, hemos sido agraciados con un nuevo invento: “la línea verde”.
Esa línea, importada desde un país nórdico, parece ser que reduce la siniestralidad vial. Pero…. aquí no nos vale con la linea verde, ademas, nos colocan una serie de cámaras que controlan la velocidad en tramos de varios kilómetros.
Vaya por delante que la normativa de tráfico está, evidentemente, para cumplirla. Pero… ¿las cámaras se colocan sólo para reducir la velocidad? o, de paso ¿nos viene bien recaudar un poco?
Según he visto publicado en prensa,  también avisan que el helicóptero Pegasus se dará paseos mas a menudo por estas carreteras. Para dar seguridad… claro está.
El año pasado colocaron señales indicativas para museos, el canal y otros lugares de interés turístico. Ahora se ven bastante más y mejor las señales que indican  los tramos controlados por radares. Han eclipsado a las turísticas.
Algunos ayuntamientos, por los que transcurre la CL-615, plantearon sus quejas por los radares en la Diputación de Palencia para que no perjudicase al turismo ( aunque sirvió de muy poco).  De los ayuntamientos de la CL-613 no tenemos noticias. ¿Estarán a favor de esos radares? o ¿no quieren enfrentarse a los poderes provinciales ni autonómicos? Tal vez si se hubieran unido todos los ayuntamientos….
La línea verde, los trenes y autobuses ,cada vez más escasos y poco económicos. Alegan que somos pocos usuarios y no es rentable. No sé, quizás sean cosas mías pero… ¿no se llaman “transportes públicos”? Creo que esto ayuda muy poco a que las zonas rurales, en particular mi querido Paredes, mantengan población  o (iluso de mi) crezcan.
Todas estas cosas hacen que el viaje a Palencia se esté convirtiendo en el título de este artículo, la senda del cautivo, para los que trabajan, estudian o disfrutan del tiempo de ocio fuera de Paredes.

Comments are closed, but trackbacks and pingbacks are open.