No me representan

Parece el titular de un joven veinteañero, de esos con vedijas en el pelo que acampaban en la puerta del sol y llamaban indignados.
Pero ese es un poco mi estado de ánimo, el de una mujer como yo, en un pueblo como éste, de una región como ésta.

El grupo que gobierna con aparente unanimidad, que no le gusta que le lleven la contraria y le falta talante para el diálogo y buena dosis de transparencia. NO ME REPRESENTA.
La oposición, que ni está ni se la espera. Que no refleja el resultado de las urnas porque una de sus concejales se ha cambiando de bando. NO ME REPRESENTA.
La Junta Agropecuaria Local, cuya directiva “oficiosa” la conforman miembros que no han sido elegidos y topos infiltrados, que siguen dictados de tramas hechas desde el asiento de un coche y hombres en la sombra. NO ME REPRESENTA.

Y es que después de casi 40 años de democracia y a la edad que una va teniendo, todavía me pregunto qué debemos hacer para quitar los privilegios a gente con apellido. Qué hay que hacer para acabar con el servilismo rancio que nos sigue gobernando. Qué tiene que pasar para que cambien las tornas, que no nos manejen los mismos con tretas y con engaños, porque después de haber metido, olvidar lo prometido.
¿Por qué al Sr. Calderón se le prorroga el beneplácito de los 100 días de forma indefinida?¿Por qué esa presunción de buena voluntad?
¿Por qué los titulares de los periódicos (y el facebook del ayuntamiento) sólo cuentan una parte de lo que pasa en Paredes?
¿Qué fue de la gente crítica con anteriores gestores?
¿Seguro que cualquier tiempo pasado fue mejor?

No creo en cuentos de hadas ni en salvadores de patrias.

Paredes está hipnotizado… 1,2,3… ¡DESPIERTA!

Comments are closed, but trackbacks and pingbacks are open.